domingo, 10 de octubre de 2010

OTROS MITOS. ¡VIVA LA IMAGINACIÓN!

     La semana pasada terminé la entrada a este blog esperando "mitos" de los alumnos de Cultura clásica y...¡los mitos llegaron! Y llegaron muchos, algunos con el concepto un poco equivocado, otros tremendamente largos y complicados, ´¡qué imaginación! y otros....bueno, otros no llegaron nunca. Tras hacer una selección de los mitos más cortos y leerlos en clase, aquí presento  los ganadores:

MITO DEL MOVIMIENTO DEL AGUA
     En el planeta tierra, el agua está en continuo movimiento porque un día en el Olimpo el dios Hydor  discutía con el dios Anemoi  porque cada uno decía que él era el dios más fuerte de la naturaleza, así que un día el dios Hydor y el dios Anemoi fueron al mar Egeo a pelear .El dios Anemoi tiro una gran ráfaga de aire contra Hydor que la desvió contra el agua del mar con un escudo de agua, la ráfaga fue tan fuerte que todo el mar se movió y hasta entonces no ha parado de moverse.
                                                                                     Fernando Sánchez.
EL MITO DE LAS ESTACIONES.

     Cuenta la leyenda que Estatus, dios de las emociones, podía cambiar el tiempo a su antojo dependiendo del estado de ánimo en el que él se encontraba. Podía hacer que hubiera un diluvio, congelar montañas o abrasar paises. Todo con el simple hecho de llorar al estar triste y con eso provocar un chaparrón, enfadarse y provocar un relámpago, suspirar de aburrimiento y formar un huracán, irritarse y crear una gran ola de calor....
Un día, un ciudadano osó insultar al gran dios Estatus y esto hizo que Estatus decidiera castigar a todos los humanos. Sufrirían cambios en el tiempo, donde habría calor, frñio, viento y sol. Más tarde, cada una de estas etapas se denominaría PRIMAVERA, VERANO. OTOÑO E INVIERNO.
                                                                                                            Jordi Antón. 
EL MITO DE LAS ESTRELLAS.

     En una época muy lejana a la nuestra, se decía que había un Dios griego que todas las noches, vigilaba a todas y cada una de las personas que habitaban en la Tierra desde el cielo. Aquello podía hacerlo con sus millones y millones de ojos que desde la Tierra se veían en el cielo como extraños puntos luminosos expandidos en todo el universo. Entonces, todas las personas se sentían protegidas porque sabían que un Dios los estaba vigilando y cuidando desde algún punto del inmenso cielo azul. Este Dios, que se llamaba Talus, informaba a Zeus sobre las acciones buenas o malas que los seres humanos hacían y éste, según lo que Talus le decía, tomaba unas u otras medidas con ellos.
A Talus siempre le había encantado el mundo humano, siempre lo había admirado, cómo nacían, cómo amaban, cómo morían,... Por esa simple razón, éste los protegía y siempre le daba un informe extremadamente positivo al Dios Zeus, al que también admiraba y respetaba.
                                                                                                     Irene Dueñas.

    
     Y ya terminando con la geografía y la historia de Grecia veloz (¡espero esos mapas!), hemos dedicado esta semana casi en exclusiva a Alejandro Magno, "excesivamente admirable y admirablemente excesivo" (alguien lo dijo, no se quién), que se merece una semana y más.




     No estaría nada mal ir entre semana a Amsterdam a visitar una exposición dedicada a él y ya puestos, enlazar con Alejandría (maravillosa en Ágora), visitar su Nueva Biblioteca y terminar la visita en el café de Kavafis....¡No estaría nada mal!
    Y como ya vamos a empezar con el alfabeto, vamos a hacerlo a ritmo de Rap.

        

     También los monográficos han cumplido (casi todos) y ya están buscando imágenes para elaborar sus PPTs. En dos semana será el estreno y espero que podáis ver aquí el PPT. ganador.

        Y sin nada más que reseñar, hasta la próxima semana, que para unos será de 3 días y para otros (como nosotros) de 4.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada